La normativa interna del Grupo Enel constituye un instrumento esencial para asegurar un manejo eficiente y exitoso de la compañía. Al mismo tiempo funcionan como un control para las actividades llevadas a cabo en cada área y en cada empresa del grupo. 

Estas reglas están basadas en los conceptos de transparencia y justicia, y están pensadas de acuerdo a las recomendaciones recopiladas en el Corporate Governance Code para las compañías internacionales con mejores prácticas.

Cada año el Grupo Enel publica junto a su reporte de estados financieros un detallado informe de su normativa de gobierno corporativo. A su vez, la reunión anual de accionistas tiene como propósito la toma de decisiones sobre temas como el nombramiento de puestos corporativos, la aprobación de los reportes financieros anuales y la asignación de los ingresos netos.

La Junta Directiva se ocupa del manejo de la compañía y lleva a cabo todas las actividades pertinentes para la concreción del propósito corporativo. 

Como mecanismo de balance de poder existe un Consejo de Auditores que es responsable, entre otras cosas, de supervisar el cumplimiento de la ley  por parte de la compañía, a su vez que controla que se gobierne correctamente en la realización de las actividades empresariales. 

Enel busca que la transparencia sea uno de los pilares por los cuales rige su administración y reglas de gobierno.